Última Hora

Una calle que comunica a Santo Domingo de Heredia con Moravia se ha convertido en un lugar muy peligroso por la falta de aceras.

Decenas de personas arriesgan sus vidas a diario en este lugar que comunica a Paracito con San Jerónimo.

Esta es la ruta nacional 303, está en buen estado pero la falta de paso para los peatones preocupa a los vecinos.

La situación se complica todavía más cuando llueve.

La ley obliga a los dueños de las viviendas encargarse de la construcción de las aceras.

En la municipalidad se encargan de notificar a los ciudadanos.

Si el municipio es quien las construye le podría salir más caro a las personas.