Última Hora

El detrimento de los puertos en los últimos meses ha ocasionado pérdidas importantes a los exportadores e importadores, según denuncia la Cámara de Exportadores de Costa Rica.

Los empresarios alzaron su voz con preocupación, pues aseguran que hay un desinterés de las autoridades de mejorar infraestructura portuaria y su operatividad.

En Caldera reclaman que están al borde del colapso. Esto ocasiona que los exportadores paguen hasta un 30% más en los envíos de carga que se dirigen hacia el continente asiático.

Mientras que en Moín se presentan dificultades para atender eficientemente las operaciones.

El mayor temor de los exportadores es que esto le resta competitividad al país, por eso piden al Gobierno renovar la infraestructura portuaria y las vías de acceso.