Última Hora

Aún cuando el Programa Análisis de Coyuntura de la Universidad Nacional (UNA) aplaude la labor que ha hecho el Gobierno en el manejo de la pandemia, en áreas como salud y seguridad, señala falencias en materia económica y fiscal.

Así lo señaló el coordinador del programa, Carranza Villalobos, durante una presentación virtual en la que analizaron las decisiones del Gobierno en el marco de crisis sanitaria del COVID-19.

"Estamos en una crisis económica y las cifras demuestran que no se limita a lo fiscal”, señaló Villalobos.

En esa línea, destaca la ausencia de un plan integral para la reactivación económica.

Según el experto, es urgente crear nuevas reglas fiscales. Lo aprobado en el 2019 con la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, consideraba un periodo normal y ahora el país enfrenta uno atípico.

Además, señaló los siguientes aspectos urgentes: mejorar la gobernanza, evaluar la calidad de los servicios públicos para ver cuáles se pueden reducir y  renegociar la deuda interna del país para trasladarla a deuda externa, con mejores condiciones.

En el manejo de la pandemia, los expertos aseguran que existe una visión conservadora en la Asamblea Legislativa, con una tendencia a las medidas fuertes en temas de empleo público y la falta de una posición clara en las posturas de los partidos políticos.

Según el análisis, la falta de consensos, con la marcada presión de grupos sociales y empresariales en el manejo que se debe hacer de la pandemia, advierte un crecimiento en la conflictividad social.

Aumento de la violencia

Según los expertos, la crisis sanitaria y el confinamiento social han generado un incremento en la violencia contra sectores vulnerables.

Entre enero y mayo, el INAMU recibió un promedio de 827 consultas de mujeres por violencia doméstica, pero la cifra creció a 891 en abril, con el inicio de las medias de confinamiento, destacó la investigadora  Claudia Palma.

También se advierte el surgimiento de un brote de racismo hacia la población indígena  y un incremento en la xenofobia, principalmente contra los nicaragüenses.

Según la experta, estos comportamientos podrían aumentar.