Última Hora

La exministra de Comunicación, Nancy Marín, renunció la mañana de este lunes a su cargo en el Instituto Nacional de Seguros (INS).

Ella asumió como asistente de la presidencia ejecutiva de esa institución el pasado miércoles 1° de julio; es decir, no estuvo en el puesto ni siquiera una semana.  

"En este momento todo el esfuerzo debe concentrarse en optimizar y hacer más accesible la protección de las y los costarricenses, especialmente, en el contexto actual generado por la pandemia del COVID-19”, aseguró el presidente ejecutivo del INS, Róger Arias. 

Al aceptar su renuncia, Arias le pone punto final a la polémica generada por su contratación. 

Diputados y sindicatos criticaron su nombramiento y salario, el cual sería de 3.3 millones de colones, más que lo que ganaba como ministra de Comunicación.

El Partido Liberación Nacional (PLN) había enviado una carta al presidente de la República, Carlos Alvarado, para que intercediera en la destitución inmediata de Marín. 

“Mientras las y los costarricenses pierden sus empleos, se reducen sus jornadas, se suspenden sus contratos y buscan mantener a salvo y con calidad de vida a sus familias, el Gobierno se da el lujo de hacer traslados engañosos de cargos a selectos funcionarios con un premio salarial, contrariando la conducta de sacrificio que se le exige al resto del país”, criticó la fracción la semana anterior.

Tras aceptar la renuncia de su asistente, el jerarca del INS aseguró que recibirá consejos de altos funcionarios con amplia experiencia en la aseguradora estatal. 

“Desde la presidencia ejecutiva aprovecharemos todo ese conocimiento para fortalecer a nuestra querida institución, lo haremos con un manejo eficiente del negocio de seguros, así como de nuestro programa de inversiones”, dijo Arias.