Última Hora

Jeannette Román, extesorera del PAC en el cantón central de San José, aseguró que el partido pagaba a funcionarios para falsificar firmas de contratos que luego fueron canjeados por deuda política.

La expartidaria hizo la afirmación ante los diputados de la comisión que investiga las campañas electorales de 2002, 2006 y 2010, esta última por la cual el PAC fue encontrado culpable de estafar al Estado con bonos de deuda.

“Bajo el secreto profesional una muchacha que trabajaba ahí (en el partido) me vino a consultar que a ella no le pagaron un cinco extra, era una oficinista, pero le daban para que ella copiara las firmas de la gente, no puedo revelar el nombre porque fue bajo el secreto profesional”, aseguró.

Román negó que ella firmara los contratos que posteriormente el partido presentó a su nombre por sumas que rozan los ₡600.000 millones.

“Yo le pedí a la Fiscalía General desde que rendí declaración que nos hicieran pruebas de grafología para demostrar que nosotros no firmamos ningún documento, que no fuera solo la palabra de Minor (Sterling) que reconoció que yo no había firmado nada, sino también ese departamento correspondiente.

“Revisen todos, si acaso hay un 2% que fueron firmados de verdad”, dijo.

La expartidaria aseguró que muchos no se dieron cuenta de estos contratos sino hasta un año después de las elecciones.

Antes, en esa misma sesión, el también expartidario del PAC Herberth Herrera culpó al Tribunal Supremo de Elecciones de permitir que algunos de estos contratos fueran canjeados pese a que los bonos de cesión estaban a nombres de partidarios que dejaron en poder de la agrupación los bonos, pero nunca los donaron.