Última Hora

Este año, payasos, malabaristas y música en transmisión virtual, llenarán de alegría y color el Hospital Nacional de Niños, para que, con un toque de magia, su árbol llene de luz a San José y brinde sonrisas a los pequeños de este centro médico.

15.000 puntos de luz con tecnología LED, llevarán ilusión y fuerza a los pacientes que están internados, así como cientos de pacientes ambulatorios que podrán disfrutar desde sus hogares. Los colores más utilizados en las luces están los tradicionales amarillo, rojo, azul, verde y blanco.

La actividad se llevó a cabo este jueves de 5:30 p. m. la 6.30p. m. Por ser un año especial en época de pandemia, no hubo público en los jardines del hospital, pero el espectáculo se pudo disfrutar de manera virtual.

“Esta navidad será diferente, ya que el principal regalo que debemos custodiar es el de la vida, sin embargo, no podemos dejar pasar la oportunidad de poner luz y esperanza en los corazones de nuestros pacientes y familiares, los cuales desde sus camitas de hospital para disfrutar de las luces de nuestro emblemático árbol y del espectáculo a través de las redes sociales, cuyo acceso pondremos a su disposición por medio de la red inalámbrica del centro. Nos sentimos felices de poder continuar con una tradición hermosa que instauró este hospital desde hace más de 50 años, estamos muy agradecidos con la CNFL y Dos Pinos por estar presentes un año más”, indicó la Dra. Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños.

Además del espectáculo del circo, se contó con la presencia de la orquesta del Sistema Nacional de Educación Musical (SINEM).

Como es tradición la iluminación del árbol estuvo a cargo de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz.

“Este tradicional apoyo de la Compañía es motivo de orgullo, pues nos permite aportar, a través de la luz y la energía que distribuimos desde hace 78 años, un granito de alegría e ilusión a los pequeños, a sus familias y a los funcionarios que, durante estas fechas festivas, se encuentran en el hospital” señaló Laura Montero Ramírez, Coordinadora de Gerencia de la CNFL.

Historia del Árbol de Navidad

El 24 de mayo de 1964 se inauguró el Hospital Nacional de Niños “Dr. Carlos Sáenz Herrera”. Ese mismo año, la señora Marta Montis de Martínez (q.d.D.g.) quien fuera dama diplomática y colaboradora de ese entonces, tuvo la idea de colocar en los jardines un árbol de navidad para que los niños que estaban internados disfrutaran la alegría de la época.

Durante los primeros dieciocho años, se buscó cuidadosamente un árbol de gran altura, frondoso y de fácil acceso para su corte y traslado. Pensando en los inconvenientes de trasladar un árbol desde la montaña, se decidió sembrar uno.

Desde que se ilumina el árbol de navidad (1964), la Compañía Nacional de Fuerza y Luz ha donado la energía eléctrica. Además de la energía, colaboran con la mano de obra para colocar el cableado y los bombillos.

La iluminación del árbol de navidad del Hospital Nacional de Niños se ha convertido en una tradición nacional esperada no solo por los pequeños hospitalizados sino por todos aquellos visitantes. La actividad se realiza el primer jueves del mes de diciembre.