Última Hora

Con solo mirar lo que sucede en la tabla de posiciones del Torneo de Apertura 2021 se puede apreciar como existe una diferencia muy grande entre Alajuelense y Saprissa con respecto al resto de los 10 equipos de la Primera División.

En el campeonato, rojinegros y morados, son los únicos equipos que superan el 50% de rendimiento una vez finalizadas nueve fechas. Al resto no alcanza ni eso y más bien existe en este momento apenas una diferencia de seis puntos entre el tercero y último lugar de la tabla.

Una lectura rápida de la clasificación podría llegar a decir que el torneo es muy competitivo viéndose un nivel más parejo entre los clubes, pero tomando en cuenta la realidad hoy de algunos equipos y los datos de certámenes anteriores, vemos que el fútbol nacional arrastra una irregularidad desde hace varios certámenes.

Consultados, varios analistas del fútbol nacional desde diferentes trincheras aseguran que hay un poco de ambas realidades.

Competitivo por…

Para algunos el crecimiento de los equipos permite una mayor competencia en el certamen.

Cuando hablamos de crecimiento nos referimos al trabajo táctico y preparación, así como el desarrollo de estructuras de los clubes que permite mejores condiciones a futbolistas y cuerpo técnico.

“Alajuelense y Saprissa ahora mismo están un escalón más arriba que el resto, pero sus partidos son muy parejos y en la previa son de resultados inciertos, evidentemente conforme pase el torneo Herediano y Cartaginés van a mejorar y subir posiciones”, mencionó el analista y exjugador Claudio Ciccia.

Por su parte, para el máximo goleador del fútbol nacional, el exdelantero Víctor “Mambo” Núñez, el torneo es competitivo a nuestra manera y visitas a canchas como las de Jicaral, Guápiles o San Carlos complica el andar de los equipos.

“Todos los torneos son bien competitivos, pero lo que pasa es que estamos acostumbrados a ver a los cuatro grandes bien arriba, pero si usted se pone a ver, jugar en Jicaral es muy difícil o canchas como las de San Carlos.

“Además se han visto muchos equipos poco tradicionales clasificando a semifinales e incluso hemos visto en los últimos años campeones distintos como San Carlos y Pérez Zeledón”, mencionó el Mambo en referencia a que el nivel también ha crecido.

Finalmente, el técnico Johnny Chaves cree que sí existe un avance y crecimiento en los equipos mal llamados pequeños que hacen que se acorten las distancias.

“Cada vez los equipos trabajan más la parte colectiva. Al no tener la capacidad económica de los clubes más fuertes tienen que buscar trabajar lo colectivo. A ese punto se han ido reduciendo distancias con los equipos más fuertes.

“El entrenador nacional se ha preocupado más y buscan cada vez más que sus equipos jueguen a algo. El sistema de licencias ha obligado más a los técnicos a prepararse, algunos brillan más que otros por la calidad de figuras que tienen, pero otros con muy poco están haciendo mucho”, explicó el extécnico de Pérez Zeledón al inicio del torneo.

Chaves, además, asegura que el cambio de formato ayuda a un mayor acomodo de los equipos, pues se pasó de fase de grupos de 16 jornadas al formato de liga de 22 fechas.

“Sí cambia, pues por grupos el calendario era más corto y casi no había espacio para recuperarse. Más bien al tener 22 fechas tenemos una carrera a larga distancia y tiene espacio para recuperarse para ajustar si tuvo lesiones o expulsiones”, añadió.

Los tres coinciden en que el buen trabajo ya de varios torneos atrás de Jicaral, Santos, Guadalupe FC y Grecia y su fuerte estructura les ayuda a que cada año tengan más protagonismo.

Irregular por…

Sin embargo, salvo Alajuelense con un 70% de rendimiento y Saprissa con 59%, el resto de clubes ni tan siquiera superan la media.

Este mal no es nuevo en el campeonato, pues para el Apertura 2020 solo la Liga (77%), Saprissa (62%), Cartaginés (60%) y Herediano (54%) lograron sumar más de la mitad de su rendimiento en la fase de grupos.

Mientras que para el Clausura 2020 nuevamente estos cuatro clubes superaron ese rendimiento que les permitió alcanzar las semifinales, así como Guadalupe FC que apenas alcanzó el 50% de rendimiento en la fase regular en una quinta posición.

De momento, para este certamen la realidad es muy distinta y en prueba está el mal arranque que tuvieron Herediano y el Cartaginés, ambos con apenas un 33% de su rendimiento.

“Creo que hay equipos que antes de comenzar el torneo había una proyección con ellos y había muchas expectativas, pero esto ha determinado que otros clubes que no estaban en los planes arrancaran bien el torneo como Santos o Jicaral.

“Creo que por ahí viene de un arranque irregular de algunos equipos favoritos a clasificar y de un inicio de torneo inesperado para otros que tal vez tenían otras expectativas antes del inicio”, explicó Ciccia.

Por su parte, desde el ojo de la prensa, el torneo dista mucho de ser más competitivo.

“No siento que sea más competitivo. Siento que los equipos están siendo demasiado irregulares, de hecho, solo Saprissa y la Liga tienen más de un 50% de rendimiento y eso es deficiente para el resto.

“Uno ve la tabla de posiciones de otros países y tal vez los primeros seis o siete equipos tienen un 50% de rendimiento, pero acá son solo dos y eso es preocupante”, indicó David Goldberg, director de Deportivas del Trece.

El periodista cree que precisamente esa irregularidad hace que los partidos al menos tengan mucha disputa.

“La clasificación del campeonato por lo menos hace que vaya a tener o tenga cosas interesantes en juego todos los partidos, pero sí habla de una irregularidad en la gran mayoría de los equipos”, concluye.

Un punto de vista muy similar tiene el periodista de Teletica Radio, Andrés González, pues asegura esta irregularidad hace de alguna forma entretenido el torneo.

“Es un campeonato muy irregular. Si vemos la cantidad de puntos que deberían tener en ya nueve fechas disputadas son muy pocos. Hay mucha irregularidad, pero esto hace que el torneo sea interesante y que tengamos competencia por más raro que suene, pues desde el último lugar hasta el tercero la diferencia es poca.

“Si hubiera sido un torneo normal, tal vez con los cuatro equipos grandes arriba, a lo mejor ya estaríamos con el panorama claro y casi estuviéramos hablando de clasificación si hubieran tenido constancia, pero no lo han logrado. El campeonato bajo su irregularidad es atractivo porque todos tienen posibilidad de clasificar”, mencionó González.

Irregular o competitivo, lo cierto es que solo dos equipos parecen mantener su ritmo cuando casi llegamos al cierre de la primera vuelta.