Última Hora

Los trastornos depresivos se han convertido en una epidemia que afecta a la población mundial.

Datos de la Organización Mundial de la Salud señalan que existen más de 350 millones de personas en el mundo sufriendo de estos padecimientos.

Es por esto que los trabajadores sociales de nuestro país colaboran en centros como el que está en Pavas.

Aquí los asistentes pueden recibir la atención necesaria y superar depresiones, adicciones y violencia doméstica.

El principal problema de las personas que padecen de depresión y otras enfermedades es que no tienen acceso a los especialistas debido a la falta de profesionales.

Sólo en el 2016 la Caja del Seguro Social recibió casi 800 consultas por depresión en sus diferentes hospitales.

Iniciativas como esta podrían colaborar a disminuir esta clase de problemas en nuestro país.