Última Hora

Los fraudes con tarjetas de crédito en todo el mundo no dan tregua. Solo en el 2018 se registraron estafas por más de 30.000 millones de dólares.

Debido a la cantidad de fraudes, se estima urgente que las compañías emisoras de tarjetas cumplan con medidas de protección de información financiera para la seguridad del usuario.

En el mundo funciona actualmente el sello de confiabilidad conocido por las siglas PCI-DSS.

Los comerciantes y proveedores de tarjetas deben validar la aplicación de este sello en forma periódica para proteger a los usuarios.

Observe todos los detalles en el video adjunto.