Última Hora

Los diferentes sectores empresariales del país consideran de "limitantes y confusos" los cambios en la implementación del código QR anunciados este jueves.

El Gobierno informó que los comercios y las actividades masivas que “voluntariamente” soliciten a sus clientes el código QR de vacunación contra COVID-19 podrán ampliar sus aforos. Además, los establecimientos que deseen operar sin solicitar el código QR lo harán con un menor aforo y respetando medidas de distanciamiento.

Esta fue la respuesta del Gobierno ante una medida cautelar interpuesta por el Tribunal Contencioso Administrativo.

La Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) consideró el anuncio como una manera "camuflada" de implementar el código.

Par ellos, la decisión podría ser un limitante para las empresas que apenas se reactivan. Además, consideran que los cambios deben ser implementados a partir de Semana Santa y no desde diciembre.

"Implementarlo antes de esa fecha limitará a algunos comercios y esto se traduce en mayores costos operativos, de igual forma, muchas personas aún no tienen acceso al código, lo que podría limitar los derechos del consumidor", confirmaron.

La Cámara de Comercio también se pronunció al respecto, y aseguró que la medida genera confusión. Para ellos, también debería ser opcional y que cada establecimiento que considere operar al 100% solicite alguno de los comprobantes de vacunación.


De esta manera, sería el cliente quien decida si visita el local o no.

"Señor Presidente, ponga la bola de nuestro lado y permítanos seguir generando empleo, protegiendo a nuestros colaboradores y clientes", dijo Arturo Rosabal, vicepresidente de la Cámara de Comercio.

Turismo

El sector turismo ha sido uno de los que más ha criticado la implementación del código. Aseguran que las pérdidas por cancelaciones han sido muy elevadas y que la medida debería ser implementada hasta después de la temporada alta.

Ante las nuevas disposiciones anunciadas, la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR) reiteró que no debería ser obligatorio.

"Consideramos que en nada contribuye que constantemente las medidas estén cambiando sin consultar y sin previo aviso. Sin duda provoca muchos contratiempos y dificulta la planificaciones de todas las actividades costarricenses", manifestó Rubén Acón, presidente de la organización.

Insisten al presidente de la República, Carlos Alvarado, que se reúna con el sector para que encuentren una solución conjunta.

Spotify TeleticaRadio