Última Hora

La farmacéutica suiza Novartis realiza una donación integral para Costa Rica, con el objetivo de atender los tres focos principales de la emergencia: los pacientes directamente afectados por el COVID-19, el personal de la salud de primera línea y las familias que sufren consecuencias económicas a raíz de la pandemia.

Novartis anunció la donación de una cantidad sustancial de hidroxicloroquina para tratar a pacientes hospitalizados con COVID-19 en Costa Rica.

El objetivo de la donación es permitir a los pacientes acceder a un tratamiento potencial y al mismo tiempo, avanzar en la investigación clínica en la lucha contra COVID-19.

El miércoles llegó al país el primer envío de este medicamento, con lo que Costa Rica se convierte en uno de los primeros países en beneficiarse de esta iniciativa. Las autoridades de la CCSS son responsables de distribuir el medicamento a los hospitales.

Se espera que el envío de hidroxicloroquina donado por Novartis permita a la CCSS implementar un protocolo de tratamiento nacional para todos los pacientes COVID-19 actualmente hospitalizados y recopilar datos clínicos respectivos. Sandoz, la división de genéricos y biosimilares de Novartis, ha comenzado a entregar las primeras dosis de la donación a las autoridades de CCSS. 

El protocolo de tratamiento de la CCSS incluye hidroxicloroquina entre los tratamientos recomendados para pacientes hospitalizados infectados con COVID-19. ​ ​ Se están realizando varios ensayos clínicos a nivel mundial para investigar el efecto de la hidroxicloroquina y la cloroquina, una sustancia relacionada, en el tratamiento de COVID-19. Este compuesto se usa para tratar la malaria y las enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso y la poliartritis crónica.

“Nos enfrentamos a una situación sin precedentes, en la que nos unimos a los esfuerzos del gobierno y la sociedad para buscar maneras de mitigar la actual crisis de salud pública y sus implicaciones socioeconómicas. Reconocemos el valor de trabajar conjuntamente y estamos seguros que solo así lograremos superar con éxito esta difícil situación”, aseguró el Presidente del Grupo Novartis para Centroamérica y el Caribe, Pedro N. Afonso.

Por su parte, el Gerente General de Sandoz para Centroamérica y el Caribe, Manfred Goyenaga, agregó: “En la actualidad, es más importante que nunca que cumplamos nuestra misión de proporcionar atención primaria de salud en Costa Rica. Al donar esta cantidad considerable de hidroxicloroquina genérica a la CCSS estamos desempeñando nuestro papel al hacer posible que los pacientes tengan acceso a un tratamiento potencial y apoyar así la investigación clínica en la lucha contra COVID-19".

Esta donación dada a Costa Rica es parte del compromiso hecho por Novartis para donar 130 millones de dosis de 200 mg de hidroxicloroquina a nivel mundial para finales de mayo, sujeto a la condición de que las autoridades reguladoras locales apoyen el uso del medicamento para pacientes infectados con COVID -19.

Sandoz agregó que tienen la intención de trabajar en estrecha colaboración con otros fabricantes para impulsar la producción de hidroxicloroquina si es necesario, y ayudar a suministrarla a países de todo el mundo.

Además de la hidroxicloroquina, la donación que recibirá la CCSS incluye 5000 unidades de mascarillas quirúrgicas de tres pliegos con filtro bacterial y 5000 pares de guantes de nitrilo, los cuales fueron adquiridos a finales del año 2019 para uso interno del personal de Novartis y que serán cedidas para el personal de salud.

Paralelamente, Novartis prepara una donación del equivalente de $50.000, en colones, para atender los desafíos que van más allá de la atención sanitaria en sí misma y que afectan a la población más vulnerable.  A través de la Alianza Empresarial para el Desarrollo, participará de un fondo empresarial que servirá para proveer de comida, artículos de limpieza e higiene a familias afectadas.

El fondo se lanzará en una alianza con el Banco de Alimentos de Costa Rica, que atiende a 235 organizaciones no gubernamentales, que a su vez atienden a más de 39.714 beneficiarios directos.

Esta iniciativa también une fuerzas con el Instituto Mixto de Ayuda Social para de esta forma impactar a la población de personas mayores en riesgo que deberían quedarse en casa, así como a las personas que recientemente han sido despedidas de los cierres de negocios relacionados con COVID, proporcionando paquetes de alimentos a sus hogares.

“Esta es una iniciativa fantástica de Novartis, una empresa suiza comprometida con apoyar los esfuerzos del sistema de salud pública y ayudar a los pacientes con COVID-19 en todo el mundo, incluso en Costa Rica, mediante la entrega rápida de un medicamento potencialmente eficaz. Confiamos en que los resultados de estas alianzas público – privadas alrededor de asuntos de interés común se vuelvan una práctica usual una vez que logremos superar este difícil momento por el que atraviesa el mundo entero”, señaló el Embajador de Suiza en Costa Rica, Mirko Giulietti.

Recientemente, Novartis anunció una serie de iniciativas dirigidas a responder a la pandemia del COVID-19, que incluyen la creación de un fondo para apoyar diferentes países alrededor del mundo afectados por esta crisis, la donación de dosis de hidroxicloroquina y la participación en esfuerzos colaborativos para la investigación y desarrollo sobre el COVID-19.