Última Hora

Frederick Ramírez creció en la zona Aquiares de Turrialba combinando sus estudios y ayudando a sus padres en todo lo que le fuese posible.

Su deseo de prepararse lo llevó a convertirse en ingeniero en seguridad ocupacional y gestión ambiental.

La falta de empleo, sin embargo, le generó la necesidad de convertirse en un emprendedor.

Este joven tiene 22 años y comenzó a fabricar bicicletas eléctricas.

Para lograrlo recibió capacitaciones en el exterior y también investigó en múltiples lugares donde obtuvo valiosos resultados.

El apoyo incondicional de sus padres le permitió crear Emotors.

Ahora en el patio de casa tiene su propio taller donde fabrica las bicicletas que vende por medio de Internet.

Particularmente estas bicis son plegables y versátiles para su traslado.

Ahora Frederick le da trabajo indirectamente a muchos de sus amigos de infancia.

Para adquirir estas bicicletas se pude comunicar al número 7015-2592.