Última Hora

Un estudio técnico, presentado este miércoles 12 de mayo por el Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), respalda el proyecto del Tren Rápido de Pasajeros (TRP) impulsado por el Poder Ejecutivo.

El informe cataloga el tren eléctrico como “una necesidad país” e insta al Gobierno a continuar con su planeamiento, desarrollo e implementación.

“El CFIA no tiene dudas del proyecto. Actualmente está bien planteado con sus cinco líneas y sus 84 kilómetros, aunque hay observaciones que se están viendo a futuro para el proceso de la concesión”, dijo Pablo Mora, miembro de la comisión especial del CFIA.

Una de las recomendaciones es que el proyecto incorpore en sus estimaciones el modelo sectorización del transporte público, dado que actualmente no se contempla el impacto de interacción del tren con un sistema integrado de buses, taxis y otras alternativas de movilidad, lo que podría modificar aspectos como la demanda o el diseño de las estaciones.

En esa línea, Mora asegura que es probable que una vez incorporado este modelo de sectorización aumente la demanda estimada actualmente: 200 mil pasajeros diarios.

“En el momento que se haga esa incorporación, obviamente las condiciones de la demanda van a subir y se van a optimizar los datos que están en el estudio actualmente. Desde el punto de vista económico, eso es muy positivo porque sabemos que vamos a tener condiciones incluso superiores a las que están establecidas en el estudio de factibilidad”, explicó Olman Vargas, director del CFIA.

Otro aspecto que se advierte en el informe es que no existe un análisis detallado sobre el estado actual de los puentes por los que pasaría el tren.

“Se deben revisar todos los puentes que están en el corredor, sobre todo porque es una ruta que va funcionar en doble sentido y eso en algunos casos implicaría una mejora en esa infraestructura”, agregó.

Como parte del informe, el CFIA recomienda crear una Comisión Coordinadora, presidida por el Incofer, que incorpore a los municipios e instituciones involucradas, así como el desarrollo de un plan estratégico de implementación del proyecto.

“Nadie está diciendo que este proyecto va a venir a resolver el problema de la movilidad urbana del país, pero debe ser parte de una serie de esfuerzos que se hagan para resolver el problema”, aseguró el representante de CFIA.

Vargas aclaró que a pesar de que el informe respalda la viabilidad técnica del tren, no contempla elementos “políticos ni financieros” de la obra.

Por su parte, la presidenta del Incofer, Elizabeth Briceño, quien estuvo presente en la presentación del informe, aseguró que tomarán en cuenta las recomendaciones del CFIA.

El pasado 4 de mayo, durante el informe presidencial de labores, el mandatario Carlos Alvarado confirmó que la licitación de esta obra quedará lista al cierre de su administración.

La propuesta del Gobierno es desarrollar el tren mediante una concesión de 30 años plazo, mediante una inversión de unos $1.550 millones, de los cuales el Estado aportaría $550 mediante un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el concesionario asumiría el monto restante.