Última Hora

Funcionarios del ebais de Curridabat se quedaron hasta la 1 a. m. de este sábado vacunando a los ciudadanos contra el COVID-19.

La meta de los trabajadores de este centro de salud es vacunar a 1.000 personas entre semana.

Pero este pasado viernes se logró aplicar un total de 1.044 dosis a los habitantes de este cantón ubicado al este de la capital.

Sin cobrar un solo colón de horas extras se quedaron hasta la madrugada para proteger a la mayor cantidad de personas posible.

El trabajo es tan eficiente que ha adelantado el proceso para la población con edades entre los 37 a 58 años de edad con factores de riesgo.

Recuerdan a quienes no se han vacunado que es indispensable actualizar los datos para que se le pueda contactar.

Si ya lo hizo debe estar atento a la llamada de los funcionarios de salud.