Última Hora

Los propietarios de las seis vacas que murieron por el impacto de un rayo, en La Palmera de San Carlos, anunciaron que regalarán 3.000 kilos de carne a quienes la necesiten.

Alberto Rodríguez hijo aseguró que la carne de los seis animales está en perfecto estado y es apta para el consumo.

Se trata de seis vacas lecheras con un peso de 500 kilos y un costo estimado en un millón de colones.

Los animales -junto con otras 19 reses- estaban debajo de un árbol guareciéndose del aguacero cuando el rayo las impactó, poco después de la 1 p. m.

El papá de Alberto estaba cerca de los animales y afortunadamente salió ileso, pero vio cuando sus vacas perecieron.

Poco después del hecho varios trabajadores destazaron las enormes vacas para, posteriormente, empezar a regalar su carne.