Última Hora

Óscar Campos, uno de los dirigentes del “Movimiento Rescate Nacional” aseguró se están organizando en todo el país por si hay otro encuentro con la policía esta vez no los agarren “desarmados”.

“Vamos a hacer un trabajo de organización en más de 150 puntos en todo el país, para que si nos van a llegar a tirar gases no nos encuentren desarmados. Vamos a tener guantes, cubetas con agua, anteojos, mascarillas antigases, toneladas de bicarbonato, para que las fuerzas de choque no tengan temores y más bien vayan al frente a buscar las bombas y echarlas en los tanques.

“Cuando hagamos un esfuerzo por ahogar 1.000 o 1.500 bombas tendremos que sentarnos en una conversación cara a cara con los antimotines”, expresó el líder.

Rescate Nacional hizo una pausa en los bloqueos mientras intentan que el gobierno se siente a negociar con ellos, de lo contrario, aseguran, se verán obligados a volver a enfrentarse a la policía si es necesario.

“Tenemos una pausa hasta el miércoles, pero si el gobierno no quiere dialogar, a eso nos tendremos que enfrentar”, agregó Campos.

Aseguran que el Gobierno ha visto como las cosas no le están saliendo y varios sectores le han dado la espalda para negociar con Rescata Nacional.

“Varios sectores políticos y empresariales han tirado el puente, se han separado de las conversaciones con el Gobierno y se han sentado a hablar con Rescate Nacional.

“La situación le ha dado la vuelta al gobierno y ahora son varios grupos de empresarios y todo el mundo han empezado a dejar aislado al gobierno y esa es una posición correcta en nuestra sociedad”, dijo el dirigente.

Fuerzas del mal

Campos lanzó fuertes palabras contra el PAC y lo llamó “las fuerzas infernales del mal”.

“El PAC es una construcción infernal y diabólica de los Arias para quitarle poder al Figuerismo e irse con un segmento de la derecha para gobernar una parte él y cuando no fue él los adversarios, para que siempre pudieran tener el poder los mismos de siempre.”, exclamó.

También lanzó duras críticas contra la Sala Constitucional a la que llamó “un ente perverso, prostituido al servicio de alguna gente de poder económico”.

El exdiputado de Liberación Nacional hizo un llamado a los diferentes sectores para que se sienten a conversar con ellos “y dejar solo a este presidente infantil, revoltoso, incapaz, inmaduro, irracional que no merece ser el presidente de esta democracia centenaria”.