Última Hora

La Asamblea Legislativa dispone cada mes de casi 20 millones de colones para el pago de la gasolina de los diputados.

Cada legislador tiene derecho a 500 litros de gasolina por mes. Con el litro de súper a 700 colones, cada diputado recibe 350.000 colones, este dinero se le deposita a cada diputado en una tarjeta.

Si multiplicamos este número por el total de legisladores que son 57, el gasto mensual del congreso es de casi 20 millones de colones al mes.

La tarjeta que tiene cada legislador para comprar la gasolina solo se puede utilizar para pagar combustible, pero perfectamente el legislador podría utilizar esa tarjeta para llenar el tanque del vehículo de un amigo o de un familiar, y esto pasa desapercibido.

El proyecto de la diputada Hidalgo pretende que existan los controles necesarios para evitar abusos.

Por otra parte, los diputados disponen para utilizar, eventualmente, 25 vehículos institucionales con chofer.