Última Hora

Ante el despido del jardinero de Zarcero por parte del párroco Kenneth Castillo, y que ha generado todo tipo de críticas en redes sociales, la Diócesis de Alajuela ha comunicado que la decisión se tomó para proteger la salud del adulto mayor y para que él disfrute de su pensión.

De acuerdo con moseñor Ángel SanCasimiro Fernández, el señor don Evangelista Blanco ha sido cesado de sus funciones como cualquier empleado que trabaja para una empresa, además se le reconocerán todos su derechos de ley.

La Diócesis aclara “a quienes hoy, sin conocimiento de causa, critican y quieren hasta irse a la violencia contra el Cura Párroco de Zarcero, según se lee en redes sociales, que don Evangelista tiene 79 años cumplidos, está pensionado desde hace varios años y en este momento no cuenta con una buena condición de salud y especialmente tiene problemas con su vista”.

Por esta razón y aplicando el principio conocido, es mejor prevenir que lamentar, la entidad recuerda a la población en general que el trabajo de un jardinero no es un trabajo fácil para una personas y menos para un adulto mayor, en especial cuando debe estar subiendo a una escalera constantemente.

Vea también: Párroco de Zarcero despide a reconocido adulto mayor que se encargaba de embellecer parque

Según se lee en el enunciado, don Evangelista puede sufrir en cualquier momento un accidente y las consecuencias que se le vienen a la Parroquia y/o Temporalidades de la Iglesia serían gravísimas y posiblemente quienes han despedazado al Pbro. Kenneth Castillo, Cura Párroco de Zarcero, serían los primeros en lapidarlo, por tener a un señor de esa edad y con esas condiciones de salud laborando en el parque.

“Don Evangelista, está pensionado desde hace muchos años, ya que fue empleado municipal, y junto a ello, la Parroquia ha seguido pagándole el salario mensualmente. Con él no se está cometiendo ninguna injusticia, sino que se está previendo que por su salud y edad lo mejor es que disfrute su pensión y su liquidación sin las obligaciones de un trabajo que físicamente le puede deterior aún más su salud”, expresó monseñor.

Por último la Diócesis aclara que don Evangelista puede estar en el parque todo el tiempo que desee, pero ya no como empleado de la Parroquia sino como cualquier otro visitante.

“Damos un agradecimiento profundo a Don Evangelista Blanco, quien por muchos años y con mucho cariño ha trabajado en el embellecimiento del Parque de Zarcero”, mencionó la iglesia