Última Hora

El dinero presupuestado para intervenir el Teatro Nacional también incluye la construcción de un edificio de cuatro plantas y un sótano donde está actualmente el Teatro Vargas Calvo.

El polémico préstamo por 31,3 millones de dólares para dotar al Teatro Nacional de necesarios sistemas contra incendios, incluye también la demolición del edificio del frente, donde está el teatro Vargas Calvo. Ahí se daría paso a una nueva estructura.

En esta edificación anexa se construiría un Vargas Calvo más amplio; oficinas administrativas y un sótano para situar los aparatos de alta carga eléctrica que ahora mismo están amontonados en el Teatro Nacional y que aumentan el riesgo de una emergencia.

Todo esto se conectarían de manera subterránea.

El millonario préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica ya recibió la negativa de la Asamblea Legislativa, sin embargo, 31 diputados aprobaron una moción para revisar el proyecto e intentar darle el visto bueno en otro segundo debate que aún no tiene fecha.