Última Hora

Luego de la indagatoria de Óscar Arias este miércoles ante la Fiscalía, la prescripción de la acción penal en los dos casos contra el exmandatario se reduce a la mitad. Eso quiere decir que el Ministerio Público tiene menos tiempo para investigar y, si es del caso, acusar al expresidente.

La prescripción de la acción penal es el plazo que existe para llevar a juicio a una persona. Este varía según sea el delito.

En el caso de la violación el plazo es de 10 años, mientras que en el abuso sexual es de 4.

Sin embargo, el Código Penal establece que una vez que la persona es indagada, es decir se le llama para explicarle formalmente cuales son las denuncias, ese plazo se reduce a la mitad, por lo que a partir de hoy el Ministerio Público tiene cinco años para presentar una acusación en el caso de la violación y dos años para la denuncia del abuso sexual.

Este miércoles en el programa 7 Días Radio, Erick Ramos, abogado de Arias, explicó que esos plazos pueden ser nuevamente interrumpidos cuando se fija fecha para una audiencia especial para escuchar a las partes o también a la hora de establecer fecha de juicio. En esos casos, el recuento de la prescripción vuelve a contarse de nuevo desde cero.

Por ejemplo, si dentro de un año se fija fecha de una audiencia preliminar entonces ese día se borra el recuento de un año y vuelve a contarse a partir de cero.

Sin embargo, si esa audiencia no se realiza antes de dos años, el caso por el abuso sexual quedaría prescrito, es decir, ya no tendría sentido acusarlo pues ya habría pasado el tiempo para hacerlo.

Lo mismo ocurriría con la denuncia de violación si antes de cinco años no se realiza la audiencia que interrumpiría ese plazo.

Aquí un extracto de la conversación con el abogado de Arias.