Última Hora

Con el objetivo de salvaguardar la vida de miles de estudiantes y educadores, la Defensoría de los Habitantes solicitó a las autoridades la suspensión urgente e inmediata del curso lectivo presencial. 

Catalina Crespo, defensora, realizó la petición mediante una carta dirigida al presidente de la República, Carlos Alvarado, al ministro de Salud, Daniel Salas, y a la ministra de Educación, Giselle Cruz. 

Además del derecho a la salud de las personas que acuden a las aulas, la institución señaló la saturación de los hospitales como un factor más para apoyar la suspensión, así como el aumento exponencial de casos COVID-19.

"La saturación de distintas unidades de emergencia en diferentes hospitales, así como de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCIs), entre ellas la del Hospital de Niños, sustentan esta petición", indicó Crespo.

Según manifestaron, las clases presenciales podrían generar un incremento en la demanda de las acciones del Ministerio de Salud y la Caja Costarricense de Seguro Social. 

"En este momento una educación virtual puede ayudar a salvar muchas vidas", añadió la Defensora.

Solamente la semana anterior, el sistema educativo reportó 1.024 casos de COVID-19, más del doble que el último reporte.