Última Hora

La Defensoría de los Habitantes calificó de “poco confiables” los datos aportados por el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) para respaldar la solicitud de alza en la tarifa del servicio en el recorrido Alajuela-Heredia y viceversa.

La propuesta presentada ante la Autoridad Reguladora de Servicios Públicos elevaría a ₡650 el costo del tiquete (actualmente cuesta ₡460), una cifra que según la Defensoría no va acorde con la demanda actual.

En la solicitud, Incofer estimó en 63.107 los pasajeros que se movilizan al mes con una ocupación del 80%; sin embargo, ese dato parte de un total de 15 viajes al día, cuando en realidad el servicio ofrece actualmente 30 (15 por cada sentido).

“Con respecto a la operación real del servicio, la Defensoría de los Habitantes sostiene que se concibió como un servicio “exclusivo” entre Alajuela y Heredia y viceversa; sin embargo, de acuerdo a la información publicada por el Incofer en su página web, este recorrido está integrado al servicio que se brinda hasta la ciudad de San José y viceversa.

“De acuerdo con esta información, en la realidad se ofrecen 15 viajes diarios por sentido, es decir, 30 viajes totales por día, lo que constituye el doble de los viajes propuestos originalmente por el Incofer”, cita el comunicado del ente defensor.

 La Defensoría recalcó que la “distorsión” de las condiciones operativas reales en el servicio con respecto a la propuesta impacta sensiblemente en el cálculo de la tarifa, que con los datos actuales debería ser de ₡515.

“De acuerdo con los datos mostrados, y a las observaciones realizadas, considera esta Defensoría que la demanda estimada en la presente solicitud ha sido subestimada para este servicio; además, la metodología utilizada para la estimación de la demanda y los supuestos realizados, no son los técnicamente adecuados para estimar con la precisión debida, la tarifa de este servicio y por consiguiente, el impacto que esto tendrá en los usuarios”, añadió.

Finalmente la Defensoría también criticó que el Incofer no haya instaurado aún sistemas automatizados para el conteo de pasajeros y que todavía se realice de manera “rudimentaria”, es decir, a partir de los datos de boleteros y tiqueteros.

“En realidad, este Instituto carece de un sistema confiable que permita determinar la cantidad real de pasajeros que utilizan los servicios de trenes, y que a la vez sirva para la planificación y gestión de los mismos”, finalizó el ente.