Última Hora

La junta directiva del Consejo de Transporte Público acordó solicitar el cierre definitivo de Uber y otras plataformas digitales de transporte en el país.

En un amplio comunicado, el CTP detalló las acciones con las que oficializó la guerra contra Uber, Didi e In Driver, tres de las aplicaciones que funcionan en el país.

La primera fue solicitarle a la Procuraduría General de la República, como representante del Estado, que demande formalmente a las empresas que promuevan o brinden el servicio de transporte público remunerado de personas sin autorización.

Además, se le solicitó a la Aresep que le orden a la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL) bloquear las aplicaciones de Uber, Didi e In Driver en el país, lo mismo que sancionar a los choferes que presten estos servicios.

“Estamos haciendo un llamado vehemente a los dirigentes que representan a las personas que conducen estos vehículos particulares inscritos en las distintas plataformas tecnológicas para brindar este servicio de forma ilegal, que no les ha sido autorizado por este Consejo, de abstenerse de fomentar esta actividad en perjuicio del sector autorizado en esta modalidad”, aseguró Leda Mora, representante del sector taxista ante la junta directiva del CTP.

“Le pedimos a Tránsito que intensifiquen los operativos para combatir la prestación ilegal de servicios que brindan vehículos particulares a través de las plataformas tecnológica y este mismo llamado se lo hacemos a la ARESEP, para intensificar las labores de sanción a los diferentes conductores de vehículos privados, que presten este servicio de forma no autorizada”, añadió.

El Consejo explicó que el objetivo de todas estas medidas es que se resuelva el cierre definitivo de esas operaciones en el país, ante la omisión de estas empresas de cesar sus operaciones pese a las solicitudes del Gobierno.

“Efectivamente ha sido reiterada la posición del CTP con respecto a la manera riesgosa en la que se moviliza la ciudadanía en estos vehículos que nos son oficiales, los cuales no sabemos si cuentan con las pólizas y Riteve al día, por ejemplo.

“Datos que tenemos nos indican que a nivel nacional hay alrededor de unas 50 mil personas se dedican al transporte ilegal, ya sea en automóvil, busetas, microbuses, motocicletas e incluso, algunos autobuses que ya cumplieron su vida útil se utilizan para la piratería, poniendo en riesgo la integridad de todas las personas”, indicó el director ejecutivo del CTP, Manuel Vega.

El director aseguró que en los últimos seis años la proliferación de estos servicios ha afectado sustancialmente a los concesionarios de taxis formales.

Para demostrarlo, el CTP aseguró que entre 2000 y 2015 se devolvieron 17 placas de taxi por año, en promedio, mientras que de 2015 a 2018 (ya con Uber en funcionamiento) se devolvieron 241 placas por año.

Entre 2018-2020 esa cifra aumentó a 343 placas anuales.

La decisión del CTP llega poco después de que su director confirmara que la aplicación digital de taxistas rojos entrará en operación alrededor de mayo próximo.