Última Hora

El 19 de julio del 2012, Carlos Rivas, en aquel momento director interino del COSEVI, dijo a Telenoticias que los peatones dejarían de arriesgarse cruzando la intersección de Pozuelo, en la Uruca, con la construcción de un puente peatonal que estaría listo en el 2013.

Sin embargo, entrados ya en la recta final del primer mes del 2014, ese paso peatonal no existe, su construcción no ha iniciado y, tras consultar a las partes responsables, el plan para hacerlo realidad se observa sumamente difuso.

Pese a que decenas de personas ponen en peligro su vida al pasar de un lado a otro, en las cuatro direcciones de esta transitada intersección, Rivas, en su figura de asesor legal del COSEVI, afirma que el proyecto de ampliación de la vía entre La Uruca y Heredia, a cargo del CONAVI, les atrasa.

“COSEVI está dando apoyo al Ministerio (MOPT) y al CONAVI en obras urgentes; de acuerdo con eso hicimos un estudio de necesidades de puentes peatonales, y se iba a arrancar con la contratación”, explicó.

Empero, el funcionario de Consejo de Seguridad Vial, argumenta que de la otra dependencia del MOPT les anunciaron que intervendrían la ruta, por lo que ahora deben “esperar hasta que las obras estén realizadas”.

“Por ahora (la construcción del puente) quedaría indefinido, hasta que el CONAVI defina cómo va a ser el proyecto”, agregó Rivas, al tiempo que, aseguró, los demás puentes peatonales que no tienen este tipo de traba se están desarrollando o inician su proceso.

No obstante, Kenneth Solano, director de la unidad ejecutora del CONAVI, dejó en evidencia una falta de coordinación entre estas dos oficinas del MOPT, pues afirmó desconocer la intención de construir este paso para peatones en ese sector de La Uruca.

Además, contrario a la versión de Rivas, Solano dijo que sí es posible llevar a cabo la construcción. “Nuestro proyecto (de ampliación) no incluye puentes peatonales. Pero voy a ponerme en contacto con COSEVI, para ver cuál es el proyecto de ellos, si está todo considerado podría iniciarse inmediatamente”, aseguró.

Para el encargado de la obra de ampliación entre esta intersección y Jardines del Recuerdo, el único obstáculo que interferiría sería el de la construcción de las rampas del puente, pues obstaculizarían el acceso a algunas empresas que se ubican ahí, debido al limitado derecho de vía.

Eso sí, es enfático en asegurar que los procesos de expropiación están “muy adelantados” y estarían listos en el momento en que inicie la construcción de la vía (aproximadamente en abril de este año), restaría entonces esperar el resultado de las conversaciones entre ambos consejos, para contar con una nueva fecha en la que el puente peatonal sea una realidad.