Última Hora

La crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19 hará retroceder la economía de Costa Rica en un 3,6%, según las proyecciones relevadas esta tarde por el Banco Central de Costa Rica.

Antes de la emergencia, la proyección del Central era que la economía creciera este año en un 2,5%.

Rodrigo Cubero, presidente de la entidad, confirmó que la crisis afectará a prácticamente todos los sectores del país, pero especialmente a hoteles, restaurantes, construcción y comercio.

Según las estimaciones presentadas, la recuperación se empezaría a sentir de manera leve hasta el último trimestre de este año, mientras que para el próximo se podría experimentar un crecimiento de hasta 2,3%, en comparación con el 3% proyectado antes de la pandemia.

Esta revisión extraordinaria del Programa Macroeconómico 2020-2021, presentado en enero anterior, incluyó además el anuncio de la caída en el consumo de los hogares, algo que no sucedía desde hace 38 años.

La inversión extranjera directa también reportará por primera vez una baja.

Cubero explicó que de momento el precio del dólar se ha mantenido con una leve tendencia pero sí se ha hecho evidente una disminución en la compra de divisas.

Las proyecciones a nivel del déficit fiscal serán dadas a conocer por el Ministerio de Hacienda la próxima semana, según adelantó el jerarca.