Última Hora

El número de sectores que pide al presidente Carlos Alvarado vetar el proyecto de ley que reactivaría la pesca de arrastre en el país crece con el paso de las horas.

Este viernes, 116 organizaciones firmaron un campo pagado publicado en el diario La Nación, donde le solicitan al mandatario que no firme el proyecto 21.478, que permitirá volver a realizar esta práctica en los mares de Costa Rica.

En sus razones, los firmantes aseguran que el proyecto, aprobado este jueves en segundo debate por 28 diputados, no garantiza el desarrollo de las poblaciones costeras ni es una garantía de empleo, sino que más bien amenaza a 14 mil pescadores artesanales.

“Esta propuesta crea además inseguridad jurídica y falsas expectativas, ya que la implementación de la pesca de arrastre no será posible al momento de su aprobación, pues se deben realizar que demuestren que sí se puede utilizar esta técnica sin generar impactos ambientales ni socioeconómicos”, afirman.  

Entre los firmantes hay 64 organizaciones del sector ambiental y comunal, tanto nacionales como internacionales, además de 25 organizaciones pesqueras, 14 turísticas y 13 gobiernos locales guanacastecos.

Numeroso rechazo

Este viernes, la Universidad Nacional también se sumó a esa solicitud enumerando 14 razones por las cuales, afirman, el proyecto no debe convertirse en ley.

Entre otras insisten en que las redes de arrastre no son selectivas, que mata indiscriminadamente organismos en los niveles más bajos de la cadena alimenticia, que los salarios de esta práctica están por debajo de los mínimos y que el camarón, de cualquier forma, ya sobrepasa un 90% de su explotación.

“La pesca de arrastre no cumple con ninguno de los principios que inspiran a este proyecto de Ley que promueve esta práctica, como lo son el desarrollo sostenible, enfoque precautorio, preventivo y de sostenibilidad, ecosistémico, seguridad alimentaria, trazabilidad del criterio de sostenibilidad, entre otros”, dijo el director de la Escuela de Biología de la UNA, Ángel Herrera, quien solicitó el veto del proyecto en nombre de ese centro de estudios.

El Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica también solicitó el veto mediante su presidenta, Silvia Coto.

“Como gremio y como institución, pero también como ciudadanos de este país, nos encontramos profundamente preocupados por esta decisión, hacemos un llamado vehemente a las autoridades, al Poder Ejecutivo y a los diputados que aprobaron esta decisión a que reconsideren y valoren.

“La pesca de arrastre traería consecuencias nefastas y daños probablemente irreparables en los ecosistemas marinos. Recordemos que Costa Rica a pesar de ser un país pequeño se vende al mundo como un país verde, defensor de su naturaleza. Por favor, les pedimos coherencia con ese discurso”, afirmó Coto.

A la solicitud también se sumaron diputados:


El Presidente ha guardado silencio pese a continuos señalamientos en redes sociales, muchos de los cuales recuerdan los mensajes que el mandatario publicó en redes sociales durante su campaña electoral. En estos asegura que está en contra de la pesca de arrastre.

Esta mañana el ministro de Comunicación, Agustín Castro, aseguró que el Gobierno no ha tomado ninguna decisión al respecto y que lo hará una vez que el expediente aprobado llegue a Zapote.