Última Hora

Una bebé recién nacida, contagiada de COVID-19 y quien ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos un día después de nacer, ya respira sola.

La niña nació hace 10 días e ingresó a esta unidad de pacientes críticos debido a su condición de prematura. 

Su contagio se confirmó 72 horas después del nacimiento, pero era sospechosa porque su mamá también estaba positiva cuando dio a luz. 

"Aún cuando llegó en una condición muy delicada, al día de hoy se encuentra en condición estable. Ya está respirando por ella solita con la ayuda de un dispositivo especial", confirmó la doctora Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños. 

De momento, los expertos están a la espera de su evolución para ser trasladada a la UCI Neonatal no COVID.

"Se traslada cuando sus pruebas de PCR estén negativas y haya cumplido su periodo de aislamiento", añadió la doctora. 

Esta bebé es la paciente de menor edad con COVID-19 en una Unidad de Cuidados Intensivos.