Última Hora

El Hospital San Vicente de Paul en Heredia trabaja de manera interrumpida luego de confirmar dos casos positivos por COVID-19 en un funcionario que labora en el área de Medicina y otro de Salón de Partos.

A 27 funcionarios que tuvieron contacto directo con los infectados se les ordenó aislamiento de inmediato.

Ante los casos positivos, este jueves la Dirección Médica activó el protocolo de control de brotes.

“Se hizo una limpieza y desinfección minuciosa de sala de partos y hoy está atendiendo con normalidad. Hemos aplicado los protocolos para el control del brote según los lineamientos y en este momento está bajo control”, señaló la doctora Priscilla Balmaceda, directora Médica.

El centro médico suspendió por el momento la visita de pacientes en partos.

“La rápida acción sanitaria permitió que se aislaran cuatro pacientes que estaban en partos y se abordaran con medidas de protección, así como la limpieza exhaustiva de sala, que para las 9 de la noche del jueves ya estaba de nuevo habilitada”, aseguró Balmaceda.

El área de medicina trabaja con total normalidad este viernes.