Última Hora

Los casos activos de COVID-19 en las cárceles se dispararon durante este primer mes del año. 

El 1° de enero del 2021 el Ministerio de Justicia reportó un total de 38 casos activos de COVID.-19 entre la población penitenciaria, no había privados de libertad hospitalizados y las muertes eran 10.

Por su parte, para este miércoles 27 de enero, los casos activos aumentaron a 223. Tres personas se mantienen hospitalizadas y murieron tres privados de libertad más.

Esto representa un aumento en los casos activos del 486%. 

Según la viceministra de Gestión Estratégica, Diana Posada, este número, que podría parecer bastante abultado, no es extraño: ha sido el comportamiento de los contagios desde que inició la emergencia sanitaria en las cárceles.

"Esto es muy relacionado con la evolución del virus en el país y en las comunidades en donde tenemos centros penitenciarios", indicó Posada a Teletica.com. 

El comportamiento de los casos en diciembre fue todo lo contrario. El mes inició con 177 casos activos y terminó con 39, una reducción importante. Además, no murió nadie por causas relacionadas al virus.

A pesar de esa situación, la funcionaria insistió en que "el comportamiento de los brotes en el sistema penitenciario es así y ha sido así en los últimos meses porque evidentemente, de acuerdo a las condiciones en que se encuentran las personas privadas de libertad en los centros, cuando tenemos una persona contagiada esto permea al resto de la población". 

¿Serán las visitas? 

Las visitas a los centros penales se retomaron el pasado 18 de diciembre. Un mes después, el Ministerio de Justicia aseguró que 5.949 personas visitaron a sus familiares sin que se asociara algún caso de COVID-19 con esa actividad. 

"Si bien durante ese tiempo algunos centros como el CAI Carlos Luis Fallas, el CAI San José y la UAI Pabru Presbere han visto suspendida la visita al presentarse contagios del virus, el origen no estuvo en los visitantes", determinó el ministerio en ese momento. 

El protocolo que deben seguir los visitantes es el siguiente: 

  • Una persona por visitante.
  • Prohibición de compartir alimentos.
  • Distanciamiento obligatorio (una persona en cada extremo de las mesas).
  • Uso de cubrebocas en todo momento.
  • Una hora para compartir.
  • Visita escalonada de acuerdo con un calendario para evitar aglomeraciones.

Ese 18 de enero la institución además destacó que, en total, hay 14,4 recuperados por cada caso activo entre la población privada de libertad. 

"Quisiéramos mantener a la comunidad y a la ciudadanía con tranquilidad, que hemos estado trabajando para garantizar la salud de la población privada de libertad, la salud de las familias de la población privada de libertad y también del personal que trabaja en los centros penitenciarios", concluyó Posada.

A la fecha, el Ministerio de Justicia y Paz contabiliza 2.342 personas recuperadas.