Última Hora

Costa Rica seguirá adelante con el ingreso de las vacunas contra el COVID-19 de la farmacéutica AstraZeneca.

Así lo indicó el ministro de Salud, Daniel Salas, durante la conferencia de prensa de este martes. 

El jerarca aseguró que, a pesar de la pausa en la vacunación en algunos países de Europa, todavía no hay un vínculo confirmado entre la vacuna y la aparición de los coágulos de sangre en algunos pacientes. 

“La aparición de coágulos sanguíneos en la población, en el mundo y en los países, es un fenómeno frecuente independientemente de si están vacunando o no”, dijo Salas. 

El Ministerio de Salud estará atento a lo que determinen los organismos autorizados tras la investigación correspondiente.

“No existe nada que diga que la vacuna está relacionada de forma directa con la aparición de los coágulos”, manifestó el jerarca. 

Salas asegura que, al no tener un estudio concluyente de las organizaciones, lo que se estaría dando es una "falsa sensación" de que esta vacuna específica genera los efectos mencionados.

"Tendrían los estudios que ser muy concluyentes de que este es un riesgo por encima del riesgo normal de la población de tener coágulos sanguíneos", dijo el jerarca al consultarle si el contrato podría cancelarse.

Además, señaló que las personas no podrán escoger la vacuna que se les aplicará. 

Costa Rica espera la llegada de 218.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca para el mes de mayo, mediante el mecanismo COVAX y otras 204.000 vacunas directamente de esta farmacéutica.

En caso de que se demuestre el vínculo entre los coágulos y la vacuna, el tema será analizado por la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología. 

Meta de vacunación

Con las dosis de Pfizer y AstraZeneca, Costa Rica espera que, en total, se pueda inmunizar a tres millones y medio de personas, es decir, toda la población mayor a 18 años sin contraindicaciones para vacunarse. Así se pretende construir una inmunidad colectiva. 

Del grupo 1 se protegerán 110.000 personas, del grupo 2 son 850.000, del tercero son 1.565.000 personas, 150.000 del grupo 4 y 825.000 del grupo 5. 

La velocidad de vacunación dependerá de la cantidad de dosis que llegue a territorio nacional.