Última Hora

San JoséCosta Rica | El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, defendió este martes ante la ONU la creación de un fondo financiado por los países industrializados para hacerle frente a la devastación económica mundial provocada por la pandemia de la covid-19.

El Fondo Contra la Economía del Covid-19 (FACE por su siglas en inglés), defendido por Alvarado, se financiaría con 0,7% del PIB de las mayores economías del mundo para alcanzar "medio trillón de dólares", que serían distribuidos por bancos multilaterales de desarrollo en condiciones favorables a los países de menores ingresos.

"Los fondos serían prestados a largo plazo y a tasas fijas. Esta cifra es modesta si se compara con los montos que las economías de altos ingresos han puesto a su disposición para enfrentar las consecuencias internas del covid-19", destacó el mandatario costarricense.


Aseguró que el fondo permitirá evitar la desestabilización económica de los países emergentes y del sistema financiero global.

Alvarado cuestionó en su discurso que el gasto militar global registró en 2019 el mayor incremento anual de la última década, según el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI). 

"Si al menos una fracción de todos estos recursos se utilizaran para combatir la pandemia, así como la crisis climática, nuestra generación podría decir orgullosa que supo redefinir sus prioridades cuando las circunstancias así lo requirieron", declaró Alvarado.

El gobernante costarricense también se pronunció por una plataforma internacional que permita compartir el conocimiento y la propiedad intelectual de pruebas, tratamientos y tecnologías contra la covid-19.

"La participación en la plataforma de intercambio propuesta es de carácter voluntario, por lo que invito a más estados a unirse a ella, dijo Alvarado, tras recordar que cuenta con la participación de más de 40 países. 

Destacó que Costa Rica sumó a la plataforma el tratamiento de plasma equino desarrollado por la Universidad de Costa Rica, un antiviral que permite combatir el virus en su fase inicial y busca evitar que la persona llegue a requerir internamiento hospitalario. 

Costa Rica, con 5 millones de habitantes, ha sufrido un fuerte impacto por la covid-19, con más de 66.000 contagios y 760 muertos.