Última Hora

La Contraloría General de la República volvió a hacer un llamado a la Caja Costarricense de Seguro Social, por debilidades en el sistema de pensiones y en el del seguro de salud.

Según la contraloría existen diferencias, entre los registros contables y los registros presupuestarios.

También que existen situaciones que vulneran la confiabilidad en los saldos que muestran varias cuentas de los estados financieros del seguro de salud y el IVM, que han sido identificadas y documentadas por los órganos de control externo e interno de la institución.

Según la información consignada en los estados financieros de la CCSS, existe un incremento de la deuda estatal con el IVM, cuyo saldo mostrado asciende a diciembre de 2017, a la suma de ¢121.793 millones, monto que creció con respecto al 2016 en ¢76.373 millones, por el no pago del estado.

Según la contraloría la CCSS, no dispone de una política y estrategia de sostenibilidad financiera formalmente aprobada por la Junta Directiva, tanto para el SEM como el IVM.