Última Hora

Conductores están indignados porque en el cruce de La Valencia, entrada y salida de Heredia, demarcaron la vía con todo y huecos.

Las imágenes adjuntas muestran que la "caja amarilla" dificulta la visibilidad de los baches y complica el tránsito por el sector, ya que los choferes maniobran para esquivarlos.

"Antes de que pintaran la calle con las líneas amarillas, los huecos se veían, el problema es que ahora prácticamente pasaron la pintura por encima y ya no se aprecian bien. Entonces, la gente, incluso yo, me he ido en el hueco... Son peligrosos, pueden estallar una llanta porque son bastante profundos", manifestó un vecino de Heredia, quien envió la denuncia a Teletica.com.

En la página del Periódico Heredia Hoy, varios usuarios se quejan de los trabajos con palabras como "mediocridad" y "descaro".

"Es un asco de hueco, ya uno lo conoce porque pasa por esa ruta, pero el que no lo conoce es para que reviente los aros. Da vergüenza, tanto que se paga para una porquería de calle", escribió Jonathan Barrantes en esa publicación.

"Así, de esta manera, se derrocha el dinero de nuestros impuestos", agregó Rocío Sánchez.


¿Quién es el responsable?

Tras las denuncias, se consultó a la oficina de prensa del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) quién fue el responsable de demarcar la "caja amarilla". Ahí confirmaron que el trabajo fue realizado por una empresa privada que construye en la zona.

"Efectivamente, esa demarcación la realizó un desarrollador, pero el arreglo de ese bache no les corresponde a ellos, es responsabilidad del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi)", confirmó Ingeniería de Tránsito. 

"El desarrollador demarcó como parte de un acceso que se había aprobado. Ellos tienen que demarcar el área de influencia, pero no arreglar las calles. La parte del asfalto que es responsabilidad de ellos es propiamente el acceso que construyeron", agregó la dependencia del MOPT.

Este medio también pidió una explicación al Conavi, pero al cierre de edición no contestaron. 

Actualmente, los contratos para el mantenimiento de vías están suspendidos. La medida se tomó tras el escándalo "Cochinilla".