Última Hora

Entrevistas

entrevista de domingo

Comienzan las clases, ¿Inicia el bullying?

¿Como ataca y resuelve este problema el Ministerio de Educación Pública?

Luis Jiménez 16/2/2020 09:06

Cuando comienzan las clases de escuela y colegio muchos padres de familia se preocupan por cómo van a tratar a su hijo(a) los demás compañeros, una situación a veces imposible de controlar pero que con comunicación y afecto se puede salir adelante.

Para el Ministerio de Educación Pública (MEP) los casos de bullying o acoso escolar entre los estudiantes es un tema de nunca acabar que sufren tanto los niños y niñas, como adolescentes y jóvenes en todo el mundo. Afecta su bienestar, su desarrollo y el ejercicio de sus derechos y responsabilidades.

Para la viceministra de Educación Melania Brenes, quien, entre otros estudios, tiene una maestría en Psicopedagogía, las situaciones de bullying en el ambiente educativo se necesita una ruta de procedimientos que exige un esfuerzo coordinado y articulado de asignación de tiempo, recursos, tareas y responsabilidades de todos los actores.

Conversamos con la Viceministra de Educación para conocer un poco más sobre cómo ataca y resuelve el MEP este problema.   

¿Qué es el bullying para el Ministerio de Educación Pública?

Lo primero importante de aclarar es que el Ministerio de Educación Pública, al no existir una traducción exacta del término anglosajón bullying al español, se usa el mismo para hacer referencia a diferentes manifestaciones de violencia en el ambiente educativo: matonismo, acoso escolar, intimidación y maltrato entre pares, entre otros.    

Para indicar que un caso es de bullying debe responder a las características y condiciones indicadas en el protocolo:

Es intencional: de uno/a o varios/as compañeros/as hacia otro/a para causar dolor y sufrimiento.

Relación desigual o desequilibrio de poder: la víctima se percibe vulnerable, desprotegida y sin los recursos del agresor o de la agresora.

Repetida y continuamente: no es un episodio aislado.

En relación de pares o iguales: entre estudiantes.

En caso de no cumplirse alguna de ellas se estaría frente a situación de violencia y siendo este el caso, se estaría indicando eso en el expediente y se trabajaría el caso como violencia o el protocolo correspondiente, con el mismo compromiso y rapidez, teniendo como base los insumos ya investigados. Lo que si puede variar en los casos de bullying son los diferentes tipos de manifestaciones de violencia que pueden darse por separado o combinados.

¿Cómo distinguir el bullying de una pelea en el colegio o escuela?

Es muy frecuente que en los casos de bullying, al haber mucho miedo, indefensión, baja autoestima y otros factores de riesgo por parte de la persona violentada, se reportan primero los casos como situaciones de violencia y en las entrevistas, se llega a la conclusión que es bullying, de igual forma puede pasar a la inversa. Ambos casos se trabajan con la misma prontitud, ya que un acto de violencia no trabajado a tiempo podría escalar fácilmente en bullying.

¿Deberíamos enseñar a los niños a actuar cuando ven que acosan a otro niño?

Correcto, el protocolo de actuación en situaciones de bullying trabaja con todas las partes, y los observadores o testigos son una parte clave para denunciar las situaciones de bullying y detener la violencia. El empoderar a las personas observadoras para denunciar, reprobar las situaciones de violencia, perder el miedo, no reírse, no replicar mensajes destructivos, es la clave para detener el bullying, desde la Dirección de Vida Estudiantil lo trabajamos con la población estudiantil ese empoderamiento como parte de las acciones preventivas.

¿Es el mismo el acoso en niños que en niñas?

Cada caso es muy particular y se debe abordar de acuerdo con los protocolos, no existe diferencia por género, puede existir una diferencia en los roles pero no existe un absoluto, se puede dar tanto en hombres como en mujeres de la misma forma.

¿A partir de qué edad se puede dar acoso?

 No tenemos datos de una única edad donde inicie el acoso o bullying, cada caso es particular y no es una receta para todos.

¿Hay más acoso ahora? 

El bullying es un acto de violencia, discriminación y negación de los derechos, que se ha dado desde muchos años atrás, el término como tal, sus condiciones, manifestaciones y estudios actuales han provocado la variación en el término pero dichosamente, al estar la población educativa más informada al respecto y siendo conocedora de sus derechos, puede aumentar el índice de denuncias, lo cual puede ser un factor positivo en la medida que la población está más sensibilizada para denunciar y se pueda abordar adecuadamente.

¿El profesor debe incentivar a la víctima a reaccionar ante el bullying?

El centro educativo debe ser un factor protector para la población estudiantil y todo funcionario del centro educativo está en la obligación de activar el protocolo y trabajar con todas las poblaciones involucradas en un acto que violente los derechos de algún estudiante.

¿Cómo deben los profesores trabajar el tema del bullying en el salón de clase?

Si es para atender un caso, se sebe abordar de acuerdo con lo que indica el protocolo de actuación en situaciones de bullying.

“El centro educativo debe aplicar estrategias o procedimientos que pretenden intervenir con acciones o metodologías concretas para evitar el bullying, promoviendo una convivencia de calidad y respeto, fortaleciendo la autoestima y aprendiendo a resolver conflictos de forma constructiva”

Superada la situación de bullying se debe restaurar la convivencia en el grupo, el aula o el centro educativo.  Debemos romper con los ciclos de generación de nuevas situaciones, fomentando la comunicación asertiva, fortalecer la autoestima y generar el empoderamiento de las personas violentadas.  Es importante fomentar la cooperación y el sentido de pertenencia de la comunidad educativa, entre otros.

A través de los grupos de convivencia que se conforman en los centros educativos se promueve que incluyan en los planes de trabajo institucionales acciones de prevención y atención del acoso escolar o "bullying"; o cualquier otra situación de violencia.

Además la LEY 9404 : Ley para la prevención y el establecimiento de medidas correctivas y formativas frente al acoso escolar y bullying, establece que: Los centros educativos, públicos y privados, destinarán, dentro del calendario de actividades, espacios para divulgar los programas de prevención que establezca el Ministerio de Educación Pública (MEP) y los que propongan los grupos de convivencia, con el fin de concientizar a la población estudiantil y la sociedad civil sobre los efectos negativos del acoso escolar o "bullying".  Los centros educativos públicos deberán programar las actividades según la calendarización y las disposiciones del Ministerio de Educación Pública.”

¿Las escuelas deben castigar a los estudiantes que practican el bullying?

Tanto los protocolos de actuación como lo que establece la Ley, hablan de establecer medidas correctivas y formativas que se establezcan ante un caso de acoso escolar o "bullying" deben ser, en primer término, aplicadas desde una perspectiva psicoeducativa que aborde integralmente, en términos de la educación y la salud de las partes, la prevención y la atención de comportamientos asociados con el acoso escolar o "bullying".

Los centros educativos, públicos y privados, procurarán que toda acción correctiva y formativa se dé en el marco del respeto y la sensibilización sobre las repercusiones y efectos del acoso escolar o "bullying".”

El Reglamento de Evaluación de los Aprendizaje (REA), indica que para la aplicación de las medidas correctivas se deberá tener en cuenta las circunstancias personales, familiares y sociales de las personas involucradas, por lo cual los tiempos de resolución y respuesta se deben valorar dentro de estas medidas y dependerá de las circunstancias del centro educativo, lo ideal es resolverlo en el tiempo lectivo efectivo.

Es la institución quien debe valorar si es procedente la aplicación del REA, del Reglamento Interno del centro educativo o de otras medidas.

¿Los adultos se dan cuenta?

Una de las características del bullying y por la cual se sostiene en el tiempo es por el miedo de las personas víctimas o los observadores de hablar, por lo cual los adultos en la mayoría de los casos se darán cuenta por terceros, por cambio de comportamiento de su estudiante a cargo, por bajar el rendimiento académico, por alertas desde los hogares y otros. Como persona responsable adulta, padres, madres, encargados, personal del centro educativo una vez que se tenga sospecha razonable de una situación que violente los derechos de una persona menor de edad se debe actuar y denunciar lo correspondiente de forma inmediata.

¿Cuáles son las agresiones más comunes?

Según datos del Informe de violencia en los centros educativos 2018 publicado por el Departamento de Análisis Estadístico del MEP las situaciones más frecuentes son la violencia verbal, física, escrita, robos y psicológica.