Última Hora

“Solo queremos trabajar”, “no somos un foco de contagio”, “un negocio responsable es un aliado contra el virus”.

Con estos mensajes, un grupo de aproximadamente 160 comerciantes se manifiesta en las afueras de la casa del presidente de la República, Carlos Alvarado, en Santa Ana.

Se trata de trabajadores de esta zona que piden al Gobierno flexibilizar un poco las medidas para poder laborar.

Minutos antes de las 8:00 a. m., el mandatario les dio la oportunidad de ingresar para hablar con ellos y que los comerciantes pudieran exponer sus preocupaciones.

En su mayoría, los manifestantes están con mascarillas o caretas y cumpliendo la distancia entre personas.

La vía se mantiene cerrada y con presencia policial en las afueras de la vivienda.

El Ministerio de Salud y el Gobierno de la República ampliaron las medidas en los cantones de alerta naranja hasta el próximo 31 de julio.

Observe todos los detalles en el video adjunto.