Última Hora

La cámara de comercio de Upala denuncia que vecinos de comunidades fronterizas cruzan al lado nicaragüense para acudir a fiestas hasta altas horas de la madrugada.

Desde hace varias semanas y debido a la restricción que impera en el país de 9 de la noche a 5 de la mañana, jóvenes y vecinos de la zona pasan a suelo nicaragüense para acudir a fiestas.

Uno de los pobladores asegura que, tras la noche de juerga, muchos regresan al lado tico aprovechando el poco control en carretera.

El comerciante asegura que han hablado con todas las autoridades del cantón para frenar esta problemática que amenaza la salud de los demás pobladores pues temen que quienes asisten a esas aglomeraciones puedan regresar contagiados de COVID-19

Upala registra a la fecha 622 casos activos de COVID-19.

El jefe policial asegura que en conjunto de la policía de Tránsito mantendrán operativos de control en las rutas que llevan hacia comunidades limítrofes para detectar a quienes incumplan las medidas sanitarias.