Última Hora

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) se prepara para enfrentar la temporada de ciclones tropicales 2021. 

El Instituto Meteorológico Nacional pronostica hasta 20 fenómenos en el Atlántico y el Mar Caribe: entre nueve y 11 tormentas, cuatro o cinco huracanes categoría 1 - 2 y tres o cuatro huracanes que alcanzarían categorías 3, 4 y 5.

Según Eladio Solano, experto del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), la afectación para Costa Rica se vuelve más probable en la segunda mitad del año, sobre todo en los meses de octubre y noviembre.

"Lo vimos el año pasado, la temporada arrancó relativamente bien; sin embargo, fue claro, a partir del mes de setiembre tuvimos una incidencia muy, muy intensa de fenómenos de esta naturaleza y este año no sería la excepción", explicó Solano en una conferencia de prensa. 

El experto aseguró que no importa si la temporada ciclónica se pronostica extrema, fuerte, moderada o débil, "las posibilidades de que un ciclón impacte la región de Centroamérica es alta y puede generar situaciones que atentan contra la vida de las personas". 

Preparación

Por ahora, se desconoce si alguno de los fenómenos pronosticados impactará directa o indirectamente el territorio nacional.

Sin embargo, de forma preventiva, la CNE prepara suministros básicos para atender a personas que pudieran verse afectadas por eventuales efectos de las tormentas o huracanes.

“Hemos abastecido las bodegas regionales y hemos habilitado bodegas en algunos cantones estratégicos para que, en caso de una emergencia, se cuente con suministros y equipos tales como cobijas, espumas, motosierras en el sitio, de manera que la respuesta sea pronta”, mencionó Sigifredo Pérez, director de Gestión de Riesgo de la CNE.

Pérez también comentó que trabajan en la identificación de sitios que sirvan como albergues en caso de emergencia, una labor muy complicada debido al COVID-19: deben habilitar sitios para contagiados, sospechosos y personas que no tienen el virus. 

La institución fortaleció el sistema de monitoreo 24 horas al día y se mantiene una vigilancia en 1.453 comunidades vulnerables, a través de los Comités Municipales de Emergencia.

"Gracias a la colocación de más de 650 radios en todo el país, principalmente en poblados cercanos a ríos o a zonas propensas a deslizamientos, se puede dar un seguimiento a las condiciones climáticas en esos sectores", concluyó la CNE.