Los chinamos de Zapote cumplen con las normas sanitarias, así lo concluye personal del Ministerio de Salud tras las inspecciones de los últimos días.

Revisan el campo ferial para verificar el cumplimiento de las condiciones sanitarias y el personal que trabaja en los puestos.

También supervisan cómo almacenan y conservan los alimentos en refrigeradoras, urnas, cámaras y congeladores.

Verifican que al final de la noche destruyan los alimentos que sobraron y no se vendan un día después de preparados.

Por el momento Salud no ha clausurado ningún chinamo.

En el caso del redondel de toros y los juegos mecánicos, todos operan con normalidad.