Última Hora

El dirigente del Movimiento Rescate Nacional, Célimo Guido, confirmó este miércoles que ya discute con otros sectores la agenda de nuevas manifestaciones para luchar contra la propuesta de negociación con el Fondo Monetario Internacional, presentada esta semana por el Gobierno a los diputados.

Guido calificó de “perversa y amañada” la negociación y aseguró que el Ejecutivo, de nuevo, está manejando el tema de manera “rastrera”, por lo que no solo no aceptarán esta sino tampoco la intención ya anunciada de crear nuevos impuestos o endurecer otros como parte de las propuestas para ese acuerdo.

“El Gobierno una vez más de manera perversa y amañada está tratando de imponer la misma agenda parlamentaria por la que el pueblo salió a la calle el año pasado, pero ahora manejándolo de manera rastrera, donde ni el pueblo ni de los diputados sabemos qué es lo que están negociando, qué es lo que van a vender, qué es lo que van a gravar.

“Sepan desde ya que no se va a aceptar un aumento del IVA, que no se van a aceptar aumentos en bienes inmuebles. Ya hemos convocado a otros sectores sociales para definir la lucha social porque vamos para la calle (…) El Gobierno tiene que entender que vamos de frente” aseguró.

El dirigente aseguró que espera que esta vez, contrario al año anterior, los sindicatos finalmente sí se unan a su lucha pues se trata “de los intereses del pueblo”.

“Sabemos que las cúpulas no quieren pero las bases están calientes, entonces vamos a esperar a ver si de una vez por todas nos ayudan en esta defensa de los intereses de todo el pueblo. Nosotros no tenemos los recursos de los sindicatos, pero si ellos se meten como deben hacerlo esto va a ser muy grande, no le quepa la menor duda”, añadió.

Este miércoles el sindicato de ANEP confirmó mediante un comunicado de prensa el rechazo enérgico a la intención de nuevos impuestos, aumentos de imposiciones, la “criminalización” del empleo público y la negociación con el FMI.

Su secretario general, Albino Vargas, confirmó a Radio Monumental que “harán todo lo posible” para que hayan “importantes manifestaciones de calle en las próximas semanas”.

El Gobierno presentó ayer a los jefes de fracción una propuesta general de la negociación llevada al FMI, que deberá contar con el visto bueno de los diputados.

Entre otras trascendió la intención de instalar la renta global en el país y aumentar en un 1% el impuesto al valor agregado.

Todas esas propuestas se discutirán a partir del próximo lunes en el Plenario.