Última Hora

 

Ayer se denunció un hecho que aunque parece no ser nuevo es grave: se trata de la supuesta venta de incapacidades en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Aquí hablamos de un negocio en el cual se beneficia el trabajador y alguien más que opera en un hospital o consultorio, y que cobra por esto.

El doctor Rodrigo Bartels, coordina una comisión de La Caja que investiga esta situación y asegura que no es algo nuevo y que ya se venía dando desde el año anterior.

Según el médico en el 2013, se dio con un grupo de personas que vendían incapacidades en una buseta en Palmares. El costo por incapacidad estaba  entre los 5000 y los 15.000 colones.

El representante agregó que en el último año la pérdida de talonarios, disminuyó, pero que se esta usando una nueva forma de operación.

“Lo que la gente está haciendo es una falsificación del aviso al patrono y la Caja no se ha visto afectada”, dijo Bartels.

En el Hospital México se descubrió una banda que  vendía incapacidades en Pavas, Zonas Francas de Heredia y Palmares.

Actualmente este y otros casos similares se encuentran en investigación en el Ministerio Público.