Última Hora

Los Ebais y Áreas de Salud de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ya pueden disponer de 200.000 vacunas pentavalentes.

Esta dosis protege contra males como difteria, tosferina, poliomielitis, tétanos e infecciones producidas por Haemophilus influenzae tipo B.

Se aplica a bebés de dos, cuatro y seis meses de edad, así como un refuerzo a los 15 meses.

Según la Gerencia de Logística de la CCSS, la vacuna llegó a finales de agosto y en el proceso se detectó una incidencia con la cadena de frío, es decir, la temperatura que permite la estabilidad de la vacuna.

Esto motivó que se solicitara a la OPS y al fabricante que certificaran cuáles de los lotes podrían haber tenido una afectación, lo que atrasó la entrega y provocó desabastecimiento.

La doctora Leandra Abarca, coordinadora del Programa de Inmunizaciones de la CCSS, explicó que el laboratorio de Normas y Calidad de la CCSS ya autorizó la distribución del producto, puesto que pasó los controles de calidad.

De acuerdo con la doctora Abarca, las 200.000 dosis adquiridas abastecerían aproximadamente por 10 meses, lo que permitirá inmunizar a unos 70.000 menores.

“En el momento que recibimos el criterio y el aval para su distribución y aplicación, se procedió de manera urgente y prioritaria a dar inicio al despacho de esta vacuna”, indicó la Gerencia de Logística.

En los establecimientos de salud de la CCSS ya están recibiendo la vacuna o bien solicitando los extrapedidos necesarios para poner al día a los niños que estaban pendientes de la aplicación de algunas dosis.

La CCSS pidió a los padres estar atentos al llamado de los funcionarios de inmunizaciones para llevar a los pequeños al centro médico de adscripción y poder colocarles la vacuna, recordando seguir las medidas sanitarias por la pandemia y así cumplir con el esquema de vacunación.