La aparición de nuevos casos positivos de COVID-19 en funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y el Poder Judicial provocó el aislamiento de más personal y el cierre temporal de oficinas y clínicas.

Este miércoles se procedió a desinfectar el Ebáis de Corina Rodríguez en Alajuelita, luego de que se confirmara un caso positivo en la clínica.

“Se detectó un caso positivo de COVID-19 en un funcionario del Ebáis e inmediatamente procedimos a cerrar la consulta para realizar la desinfección de la sede. Además, procedimos a entrevistar al personal del área de salud para determinar quiénes se pueden considerar contactos cercanos y quiénes podían seguir laborando”, explicó el doctor Francisco Hernández, director del Área de Salud de Alajuelita.

Ahí se le tomó muestra y se puso en aislamiento a 16 funcionarios del Área de Salud.

Descartaron la posibilidad de que algún paciente pudiera haberse contagiado por contacto con esta persona, pues al momento de la atención tanto el personal como los asegurados están utilizando equipo de protección personal.

La CCSS también confirmó el aislamiento de otros 15 funcionarios de la Clínica Oftalmológica en La Uruca, luego de que un funcionario de esta resultara positivo por COVID-19.

“Se está aislando a este funcionario y 15 compañeros que tuvieron contacto con él. En las próximas horas a estos 15 trabajadores se les practicará la prueba de COVID-19 y se mantendrán en sus respectivas casas hasta que estén listos los resultados” explicó la doctora Maricela Salas, directora de la clínica.

Salas no descartó que se tengan que reprogramar cirugías y afirmó que este mismo miércoles se realizaría una limpieza y desinfección en algunos sectores de ese centro especializado.

Por otro lado, el Poder Judicial confirmó el cierre de las oficinas de la Plataforma Integral de Servicios de Atención a Víctimas (PISAV) en Pavas, pues una trabajadora arrojó positivo por el virus.

Los servicios fueron suspendidos hasta nuevo aviso.

“Se está levantando el listado de personas que tuvieron contacto directo con la persona contagiada con el fin de que el Servicio de Salud del Poder Judicial coordine lo correspondiente a la aplicación de pruebas, a personas que manifiesten algún síntoma relacionado con el COVID-19”, explicó la entidad.

El Ministerio de Justicia anunció, por su parte, la reapertura a partir de este jueves de sus oficinas centrales para funcionarios y el público en general, esto luego de que dos empleados dieran positivo.

“Debido a la presencia de dos casos positivos de COVID-19 en el edificio central este miércoles se llevó a cabo una desinfección de todas las áreas de trabajo, así como de baños, pasillos y sitios comunes.

“En las áreas de trabajo donde se presentaron los casos positivos se optó por enviar a teletrabajo a los contactos directos, además se emitieron nuevas directrices para ampliar el teletrabajo y así reducir la cantidad de personas en las instalaciones de Justicia y Paz, manteniendo siempre los servicios esenciales”, dijo el ministerio en un comunicado.