Última Hora

Del enero a la fecha, diez incendios dentro de Áreas Silvestres Protegidas han provocado un severo daño cerca de 800 hectáreas, según un informe del Programa Nacional de Manejo del Fuego.

La zona más afectada es Guanacaste con un total de 775 hectáreas acabadas tras cinco incendios, lo que representa un aumento del 20% en comparación con el 2020.

El Ministerio de Ambiente y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación advierten que, a raíz del cambio climático, se esperan que cada año se agraven las temporadas de quemas.

De acuerdo con las autoridades ambientales, solo un incendio afectó casi 700 hectáreas, debido a la cantidad de vegetación acumulada los y fuertes vientos que se presentaron a inicios de marzo en el parque nacional guanacaste.

Es por eso es que solicitan a la población aumentar las medidas preventivas como no lanzar cigarros o fósforos encendidos a la vegetación ni mucho menos hacer quemas en charrales.