Última Hora

Mientras cientos de recolectores de café están en las fincas, una iniciativa desarrollada en Tarrazú, permite que sus hijos disfruten de las ‘Casas de la Alegría’, donde los cuidan, reciben alimentos y juegan.

Desde la madrugada se debe salir en busca del sustento. Son hombres y mujeres muy valientes.

En sus rostros se refleja el máximo anhelo de aprovechar el día al máximo y recolectar la mayor cantidad del grano de oro.

Poco a poco van llegando a los cafetales, la fe está intacta y esperan cumplir la meta de recolección diaria.

Mientras los padres están recolectando café en las fincas de CoopeTarrazú sus pequeños están en las ‘Casas de Alegría’ y así no están expuestos a peligros ni a climas con altas temperaturas.

La cooperativa desarrolló la iniciativa con el fin de cuidar a los hijos de los recolectores de café.

Son cuatro ‘Casas de la Alegría’ que se ubican en el alto San Juan, San Gabriel, Guadalupe y La Hacienda.

En estas casas a los pequeños les dan alimentación, los cuidan, hay actividades de entretenimiento y regalos.

Actualmente se atienden a 150 niños de entre los 0 y 12 años desde las 6 a. m. y hasta las 6 p. m.

Acá conviven pequeños de diferentes nacionalidades, principalmente: costarricenses, nicaragüenses y panameños.

Durante la época de recolección de café que se mantiene en diciembre, enero y febrero las ‘Casas de la Alegría’ estarán habilitadas.