Última Hora

La canasta básica tributaria deberá incluir próximamente en su definición criterios nutricionales y ya no solo de consumo.

Así lo decidieron este jueves en primer debate 35 diputados de la República, quienes defendieron la atención de parámetros de salud y no solo económicos en la elección de esa lista de productos que se gravan con un 1% del IVA en lugar del 13% habitual para así ayudar a las familias de menos recursos.

Actualmente, la canasta básica excluye por ejemplo bienes de corte “light” o integral por orden del Ministerio de Hacienda, pues estos son mayormente consumidos por estratos más pudientes de la población.

Por ese mismo criterio de consumo algunos vegetales como el brócoli tampoco forman parte de la lista.

La queja de profesionales de la salud es que esa definición promueve hábitos menos saludables entre la población y limita a los hogares de menos ingresos a una dieta más balanceada.

Así, los cambios presentados en el proyecto 21.400 apuntan a incluir esos criterios dentro de la definición, además de hacer parte de la discusión al Ministerio de Salud.

También propone incluir productos de limpieza, de higiene personal y los artículos escolares dentro de esta, excluyendo eso sí bienes que no estén siendo consumidos primordialmente por el 30% de los hogares de menores ingresos.

Los ministerios de Salud y Economía deberán consultar los criterios y listas de la canasta básica tributaria a la Caja Costarricense de Seguro Social, Colegio de Profesionales en Nutrición, Instituto Nacional de Estadística y Censos, entre otras, esto de manera obligatoria.

La lista de productos incluidos se revisará, al menos, cada cinco años o cada vez que el INEC emita los resultados de un nuevo estudio respecto de los ingresos, gastos y consumo de la población.

Finalmente establece tarifas reducidas (1%) para las ventas, así como las importaciones o internaciones, de los artículos definidos en la canasta básica, incluyendo la maquinaria, el equipo, los servicios e insumos necesarios para su producción y hasta su puesta a disposición del consumidor final.