Última Hora

La Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria califica como nefasto este año, la afirmación se fundamenta en condiciones políticas que generaron una desaceleración de la industria en este 2018.

Por tal razón los empresarios exigen un plan de reactivación económica para recuperar confianza del consumidor.

Aparte del entorno político económico, se le suma la inseguridad, dado que en el último año el caso de la industria alimentaria reportó 158 casos de robos a camiones repartidores.

Esto se traduce en el robo de productos que luego fueron comercializados en el mercado informal sin pagar impuestos.

Tras la aprobación del plan fiscal, las industrias de los alimentos esperan que la economía mejore con la aprobación de proyectos que complementen ese esfuerzo.

En una línea similar, Uccaep expresó su optimismo para 2019 solicitando la aprobación de proyectos con relación al empleo público y reforma del estado.

Observe más en el video adjunto.