Última Hora

La Caja Costarricense de Seguro Social (C.C.S.S) estudia genéticamente a aquellos pacientes que se sospecha, tienen mayor riesgo de padecer un cáncer hereditario.

Esto es posible desde hace cuatro meses, producto del trabajo en conjunto del Laboratorio de Oncología Molecular del Calderón Guardia y del Laboratorio de Biología Molecular del Hospital Nacional de Niños, por medio de recursos económicos de la Ley Antitabaco.

De acuerdo con datos de la institución, entre un 5 y un 10% de todas las familias en donde ha habido un diagnóstico de cáncer, existiría por herencia el riesgo de padecer esta enfermedad. Es así como la Institución, a través del Proyecto Consulta de Consejo Oncológico, recolecta historial personal y familiar para estimar si existe una causa hereditaria.

De estar presente la causa, después de haber un consentimiento informado, se procede a realizar un estudio genético. En caso de encontrarse una alteración genética, se comienza a buscar en otros familiares también.

Al tener la oportunidad de conocer el riesgo de padecer cáncer en cada uno de los integrantes de la familia, se ejecutan medidas de prevención y detección temprana. Se da un seguimiento y vigilancia a través las distintas citas médicas.

Por su parte, aquellos que a través de la prueba, se les confirme que no son portadores de este riesgo genético, podrán seguir las recomendaciones de prevención y vigilancia, que se le brindan a la población general.

Si bien el proyecto se ejecuta en el Hospital Calderón Guardia, también se atienden y estudian pacientes de otras áreas, en tanto cumplan con los criterios de referencia. Por ejemplo, tener el diagnóstico de cáncer con menos de 50 años, haber padecido más de un tumor a lo largo de la vida, o tener en la familia muchas personas que hayan padecido la enfermedad.

En esta primera fase del proyecto, se espera realizar el estudio genético a aproximadamente 60 personas por año en los primeros 3 años de consulta.

Este procedimiento no se debe confundir con el estudio de Perfil Molecular del Tumor, conocido también como “Secuenciación genómica del tumor” que se realiza en otros países.

Dicha prueba se realiza en pacientes con cáncer para determinar la mutación que causo la enfermedad del paciente, con el objetivo de brindar una terapia personalizada. De acuerdo con la directora de Farmacoepidemiología de la Caja, Dra. Marjorie Obando, esto último aún resulta muy costoso para el sistema de salud público del país.

En el caso de Costa Rica, se trata de un proyecto que realiza pruebas genéticas que estudian el riesgo de padecer a futuro el cáncer.