Última Hora

En las últimas horas se han registrado casos en los que ciudadanos llaman reportando alguna situación de gravedad de último minuto.

Ante esto se despliega el personal pertinente a la dirección emitida y al final se concluye que fue una falsa alarma.

Se han reportado: incendios, heridos de armas, entre otros. Desafortunadamente situaciones similares van en aumento.

Además se reportan las llamadas que muchas veces duran bastante tiempo conectadas, pero no están reportando ninguna emergencia. Son llamadas consideradas como silenciosas, pero que ocasionan graves saturaciones al sistema.

De acuerdo con los datos suministrados por el 9-1-1, cada hora reciben 99 de estas llamadas.

Todo esto implica que otra persona que si tiene una emergencia real no pueda ingresar y efectuar el reporte correspondiente.

Se le recomienda a la población en general ser muy cuidadosos con el uso responsable de la línea de emergencias 9-1-1.