Última Hora

La supuesta broma de un colombiano, que amenazaba con un “atentado" durante el concierto de Ariana Grande en el país, le costó más de ₡8 millones a las autoridades costarricenses.

En total 19 radio patrullas, 28 motocicletas policiales más de las programas, la movilización de cinco busetas de la policía así como 190 oficiales fue parte de lo que tuvo que colocar de más el Ministerio de Seguridad en el concierto del pasado domingo.

El sujeto fue el autor de un audio que tenía un mensaje en árabe y en el cual se mencionaba un supuesto atentado que se realizaría el día del evento de la extranjera.

El hombre está bajo investigación de la Fiscalía, mientras que el Ministerio de Seguridad está a la espera de que finalice ese proceso para determinar medidas para el extranjero, no descartan la posibilidad de que este sea expulsado del país.