Última Hora

La emergencia nacional por el COVID-19 impidió el bloqueo de la señal celular en los centros penitenciarios el país, establecido por ley para las operadoras del servicio en nuestro país.

Según indicó el Ministerio de Justicia, el sistema entraría en vigencia el pasado 11 de abril, sin embargo, esto no fue así ya que los técnicos internacionales que tienen que certificar el funcionamiento del sistema no pudieron viajar territorio nacional por las disposiciones de la pandemia en sus países.

“La semana anterior, representantes de los operadores telefónicos se reunieron con la Superintendencia de Comunicaciones (SUTEL) para invocar un caso de fuerza mayor que les impedirá cumplir con el plazo previsto por ley; ahora se encuentran a la espera del análisis y determinación que tome la Superintendencia sobre el tema”, asegura un comunicado de prensa de la institución.

Fiorella Salazar, ministra de Justicia y Paz, informó que las operadoras ya tenían contratadas a firmas proveedoras de esa tecnología para activar el bloqueo de señal celular en Costa Rica y estaban en pruebas de funcionamiento cuando se indicó sobre la alerta sanitaria.

“Las firmas contratadas conformaron un equipo de técnicos que ya están instalados en Costa Rica. El problema es que las personas que deben venir a certificar las pruebas finales y el funcionamiento de la tecnología no han podido viajar debido a las restricciones para viajes internacionales”, explicó la jerarca.

Además, Rojas afirmó que una vez que se levanten las restricciones de viaje internacional, se retomará la implementación.

El bloqueo comenzará en algunos centros penitenciarios y de ahí se extenderá al resto de los penales del país.

“En relación con los vecinos y su posible afectación, la tecnología viene dispuesta de tal forma que el sistema reconoce números telefónicos fuera de los perímetros penitenciarios y permite que se completen las llamadas”, aseguró.